6. TÚNELES

Mela oliendo RPi
¡Buah, pero si ni siquiera huele!

Para armar toda la maquinita que me vigilará cuando esté sola y con la que podré comunicarme con mi familia cuando se va a explorar el mundo exterior mientras yo cuido de nuestro reino, la que me da de comer está juntando muchos cables y muchas cosas diferentes, como unas bolitas con un cristal y unas torrecitas blancas. Mi hermana tiene que explicármelo todo, porque ella sabe mucho, pero ahora mismo está dormida.

Sonia durmiendo
Ya te lo explicaré luego, ahora déjame dormir un poco más, Guau.

DIARIO DE PROYECTO. CONTINUACIÓN.

En su día, ya instalé el sistema operativo en la Raspberry Pi (RPi), a partir de NOOBS (New Out Of the Box Software) que es un instalador de sistemas operativos que se descarga de la página oficial de la RPi (https://www.raspberrypi.org/downloads/) y se guarda en la tarjeta SD, que será el dispositivo de almacenamiento de nuestro pequeño ordenador. El sistema operativo instalado fue Raspbian (http://www.raspbian.org/), un sistema operativo libre basado en Debian GNU/Linux  y optimizado para la RPi.

Con el sistema instalado y conectada la RPi a la televisión mediante un cable HDMI y con un teclado y un ratón USB, me dispongo a configurar la conexión a internet con WIFI (con un adaptador WIFI-USB) y a habilitar el servidor SSH, para poder controlar el microordenador desde mi portátil con sistema operativo Windows. No tengo un monitor de ordenador y no quiero tener que usar la televisión siempre que tenga que programar la RPi, puesto que esto podría provocar algún conflicto de intereses en casa 😉 .

‘El protocolo SSH (del inglés Secure Shell, “intérprete de órdenes seguro”) nos permite acceder a máquinas remotas y manejarlas a través de una red de manera segura, desde la autenticación hasta el cierre de la sesión. Encripta la sesión de conexión, es decir, todo lo que envía y lo que recibe. La arquitectura del protocolo funciona de forma cliente-servidor, siendo en nuestro proyecto la Raspberry Pi nuestro servidor SSH y en nuestro portátil de Windows, descargaremos un cliente SSH llamado PuTTY (Pu: Port unique TTY: terminal type: http://www.chiark.greenend.org.uk/~sgtatham/putty/download.html) para poder conectarnos con la Raspberry iniciando una conexión TCP sobre el puerto por defecto para SSH, el 22.

AL establecerse la conexión se forma un túnel SSH entre ambos equipos: sólo entra en él quien tenga permiso y todo aquél que pueda capturar su tráfico no debe ser capaz de interpretarlo, ni de modificarlo ni de desviarlo de su destino’.”

El túnel de Mela
Mi túnel es muchísimo más chulo que uno de esos túneles SSH.

*Para saber más sobre el algoritmo de autenticación del protocolo SSH:

‘Lo que logra hacer SSH en cada sesión es “compartir un secreto” en un medio público. La autenticación se realiza mediante el algoritmo Diffie-Hellman (desarrollado por Whitfield Diffie y Martin Hellman) basado en una técnica de criptografía asimétrica. Se trata de un problema matemático de logaritmos discretos, ya que se aplican números primos en las funciones exponenciales (la inversa de las logarítmicas), por lo tanto no hay un continuo entre un valor y otro, sino un salto desde un valor primo hasta el siguiente valor primo. Estos saltos hacen que sea una escala discreta de valores, en vez de una escala continua.

Se puede obtener un valor de forma muy sencilla conociendo algunos parámetros, pero si se intentara se deberían realizar miles de millones de operaciones.’

*Referencias web:

-Sobre SSH:

-Sobre el algoritmo de Diffie-Helman:

Anuncios